fbpx

Noticias

¿Qué es más rentable fiscalmente? ¿Donar o prestar dinero para comprar una casa?

¿Quieres saber qué sucede si tus padres te dan dinero para adquirir una vivienda? Hoy te contamos qué opción es más rentable, si donar o prestar dinero para comprar una casa.

Muchas veces la falta de dinero es el principal problema a la hora de adquirir una vivienda. No en vano, la mayoría de entidades bancarias ofrecen hipotecas que no cubren el total de una vivienda nueva o de segunda mano.

De hecho, la mayoría de bancos suelen ofrecer en torno a un 80 % como máximo del capital total del préstamo. El resto 20 % del dinero de la adquisición de un piso corre a cargo del comprador.

Y es que la compra de una vivienda es una inversión importante y suele ser la más grande en la vida de una persona.

No obstante, la falta de dinero se puede solucionar con un préstamo familiar o también con una donación. Pero, ¿qué opción compensa más desde el punto de vista fiscal?

Vamos a verlo con detalle.

Prestar dinero para comprar una casa o donar

Lo primero de todo es saber que cualquiera de las dos opciones es viable, pero ambas tienen consecuencias fiscales y con Hacienda. Por lo tanto, antes de todo es necesario conocer las implicaciones para decidir cuál es la mejor opción.

Tanto en el caso de que quieras recibir dinero de tus padres o si tú se lo quieres dar a tus hijos o hijas deberás informar al fisco. También en el caso de que quieras donarlo o prestarlo.

Esto es así en la mayoría de Comunidades Autónomas, no obstante, en algunas existe el llamado pacto sucesorio en el cual se puede repartir el dinero de otra forma y ahorrar dinero en impuestos.

Debes consultar si en tu Comunidad se da este caso y sí te conviene ya que no siempre es así.

De todos modos, tanto si quieres donar como prestar hay que notificar a Hacienda con un plazo mínimo de un mes para no tener problemas.

Antes de entrar en detalle en las consecuencias de cada opción vamos a aclarar las diferencias entre donar y prestar dinero.

Donar dinero para comprar vivienda

Donar es básicamente regalar dinero. Desde el punto de vista fiscal es una entrega de capital que puede usarse para la compra o adquisición de bienes como un coche, comida, regalos o un piso.

En el caso del piso la donación suele ser grande, y aquí viene el problema. Las donaciones no están libres de declarar y deben quedar notificadas por escrito para tributar por ellas mediante el ISD, es decir, el Impuesto de Sucesiones y Donaciones.

Para finiquitar este impuesto debe rellenarse el modelo 600 donde consta tanto la exención como todos los detalles.

Prestar dinero a los hijos para comprar casa

Si quieres prestar el dinero o te lo prestan a ti, el préstamo también deberá tributar en el ITP, o sea, el Impuesto de Transmisiones Patrimoniales.

 

El plazo de presentación tanto de la donación como del préstamo es de un mes. El plazo para la presentación de las declaraciones-liquidaciones, junto con los documentos, será de 30 días hábiles a contar desde el momento en que se firme el acto o contrato.

Al tratarse de documentos judiciales se entenderá causado el acto o contrato en la fecha de firmeza de la correspondiente resolución judicial.

Cuestiones a tener en cuenta

El impuesto de la donación debe liquidarse en la Comunidad Autónoma donde residas ya que está transferido a las CC.AA.

El impuesto tiene diferentes bonificaciones y cambia en función de valores como la edad, el grado de parentesco o el uso que se le vaya a dar al capital prestado.

En este sentido, no todas las Comunidades tienen las mismas bonificaciones, por lo que puede ser que en un sitio compense más donar que prestar y en otra Comunidad al revés. Por poner un ejemplo, en Madrid se suele bonificar las donaciones entre parientes con un 99 % mientras que en otros lugares no tienen esta cantidad.

En el caso de Cataluña los parientes pueden donar dinero a sus hijos o hijas para adquirir una primera vivienda con una reducción del 95 %.

El tipo aplicable de este impuesto es variable y puede ir desde el 7, 65 hasta el 34 %.

En este sentido, es conveniente consultar a un experto inmobiliario que te informe de qué opción es la que mejor te conviene.

Finalmente, debemos tener en cuenta la devolución de dicho préstamo. Antes de nada y para evitar problemas a largo plazo con el fisco lo normal es que el importe sea devuelto en forma y tiempo.

Es decir, según las condiciones que estipule cada contrato. Para notificar de la devolución del dinero se puede usar un pagaré.

Es importante distinguir que si los padres perdonan alguna cantidad no adeuda o pagada, Hacienda entiende que el dinero que falta es una donación.

Por este motivo, es imprescindible cubrir el resto del capital que falta mediante el pago del Impuesto de Donaciones.

Sin embargo, si hacemos esto perdemos los beneficios fiscales que se disfrutaban hasta ese momento.

 

Loading...