fbpx

Noticias

Cómo lidiar con el ruido en tu comunidad de vecinos

Cómo lidiar con el ruido en tu comunidad de vecinos

¿Eres de los que sufre en silencio las discusiones de tus vecinos? ¿o el ruido constante de mascotas? ¿o el crujido del ascensor? … Somos muchos los que no sabemos qué hacer ante estas situaciones, pero hay solución. Aquí la tienes.

El 35% de las quejas vecinales tienen su origen en los ruidos, bien causados por vecinos que no respetan el descanso de los demás (20%), por el deficiente aislamiento acústico de las viviendas (10%) o por instalaciones en estado defectuoso (5%). Son datos del Colegio Profesional de Administradores de Fincas de Madrid. Es decir, el conflicto por el ruido excesivo en una comunidad de vecinos es más común de lo que podemos imaginar.

Y somos muchos los que lo sufrimos en silencio, porque no sabemos cómo actuar ante unos vecinos cuyas discusiones se escuchan por el edificio entero, o una mascota que pasa la mayoría del tiempo en casa sola llamando a su dueño, o un ascensor con un crujido insoportable … Pero hay solución. Aquí te lo explico.

Qué se considera ruido excesivo

Lo primero que debemos considerar antes de iniciar una batalla legal por el ruido en nuestra comunidad de vecinos es: ¿es excesivo? Porque vivimos en comunidad y nadie puede evitar hacer un poco de ruido e incluso sobrepasar la frontera de lo soportable de forma esporádica por un motivo convincente … Vamos, que en una comunidad de vecinos hay que ser flexibles y entenderse.

Dicho esto, cuando el ruido supera esa barrera y se convierte en una molestia constante y excesiva que impide que vivamos con tranquilidad en nuestro hogar, entonces se debe actuar. Nadie está obligado a soportar los ruidos que excedan de los límites máximos establecidos por la normativa local o autonómica, normalmente de 30dB en horario nocturno.

¿Y cómo debe ser el ruido llevarlo ante un tribunal? Pues una extensa sentencia de la Audiencia Provincial de Palma de Mallorca del 11 de octubre de 2011 nos lo dice. Para que el ruido constituya “inmisión” enjuiciable como conflicto, en el marco de las relaciones de vecindad, es preciso que se produzca todo esto:

A) Injerencia indirecta en la esfera jurídica ajena.
B) Producción en el ejercicio de las facultades de uso o goce sobre una finca.
C) Introducción en finca ajena con repercusión en las personas o sus bienes.
D) Persistencia, reiteración o continuidad de la injerencia sonora.
E) Amenaza, iniciación y cesación de la inmisión sonora.

Cómo debemos actuar frente al ruido excesivo

Si eres inquilino – habla con tu casero para que él haga llegar tu queja al presidente de la comunidad de vecinos y te den una solución.

Si eres casero – si son tus inquilinos los que están molestando al resto de vecinos, tú respondes por tus inquilinos. La comunidad de vecinos puede demandarte si tú no solucionas el problema y tú puedes instar la resolución del arriendo por actividades molestas del inquilino.

La Ley de Propiedad Horizontal en su artículo 7.2 hace referencia a las actividades molestas que pueden hacer los vecinos y cómo gestionar su solución. Allí se sigue este protocolo:

1.- Aviso del Presidente de la Comunidad de Propietarios al Vecino Ruidoso – El presidente de la comunidad, por iniciativa propia o por cualquiera de los propietarios u ocupantes, requiere al vecino causante del ruido excesivo que deje de hacerlo. También se le indica que si no cesa el ruido la comunidad de propietarios puede iniciar acciones juidiciales contra él.

2.- Demanda contra el Vecino Ruidoso – Si el vecino ruidoso persiste en su conducta, el presidente de la comunidad, previa autorización de la junta de propietarios, podrá entablar contra el vecino ruidoso la acción de cesación que se solucionará por juicio ordinario.

 1. Si es una mascota la que molesta

Lo más habitual es que las personas que tienen mascotas en casa se preocupen de ellas y de su bienestar y la mascota es un ‘vecino’ más en la comunidad. Pero también hay casos en los que los propietarios dejan a su mascota sola en casa durante muchas horas y eso provoca que el animal haga ruidos llamando a su dueño o reclamando atención. En esos casos, una mascota puede resultar molesta para el resto de vecinos.

La Ley de Propiedad Horizontal no habla sobre estos casos, pero la normativa municipal sí. Así que pásate por tu ayuntamiento para ver qué es lo que se ha estipulado en tu ciudad sobre tenencia de animales en viviendas. Normalmente estas normas establecen horarios de permanencia de animales en terrazas o patios y limita el número de animales por vivienda. Si el propietario incumple esta normativa entonces puedes denunciarle ante el ayuntamiento.

Además, habla con el presidente de tu comunidad de propietarios para que se discuta el problema en la próxima reunión de vecinos y se acuerde una serie de normas sobre tenencia de animales en el edificio.

 2. Si es el vecino quien hace un ruido insoportable

Si son las discusiones constantes de los vecinos las que se han convertido en una molestia insoportable por su volumen y constancia, también habrá que ir al ayuntamiento. Allí debes pedir la normativa municipal referente a la protección del medio ambiente urbano porque es ahí donde se dice cuáles son los índices de ruido permitidos en cada franja horaria dependiendo de si es una vivienda o un local.

Puedes llamar a la policía local cuando se produzca el ruido para que vengan a hacer una medición y con los datos en la mano hablar con el presidente de la comunidad de vecinos para que haga llegar la queja al vecino ruidoso. La comunidad de propietarios debería tratar también el asunto en su próxima reunión y establecer unas normas de convivencia claras.

 3. Si el ruido lo provoca alguna instalación del edificio

Si son las instalaciones del edificio (ascensor, aire acondicionado, puerta del garaje …) las que no te dejan vivir tranquilamente en casa, habla con el presidente de la comunidad de propietarios o su administrador de fincas para solucionar el problema.

La Ley de Propiedad Horizontal establece que la comunidad de propietarios debe asumir todas las obras necesarias para conservar adecuadamente el inmueble y sus servicios. Así que le toca a la comunidad asumir el arreglo de la instalación causante del problema.

Gaudi House es una Inmobiliaria en Barcelona, especializada en el alquiler de pisos  y la venta de pisos. Nuestra metodología nos posiciona como una de las top 10 inmobiliarias en Barcelona.

 

Loading...